viernes, 29 de agosto de 2008

La resignación de las masas